Dale ritmo a tu vida

Jesús Mora Ávila.

1. FUNDAMENTACIÓN / JUSTIFICACIÓN.

La música, la percusión y el ritmo en la enseñanza favorece el desarrollo de las inteligencias múltiples y es beneficiosa para el trabajo con alumnado de todo tipo. Entre otras cosas, en los juegos de percusión corporal se trabaja la lateralidad, la memoria, la concentración, la atención, la comprensión de elementos rítmicos y formales o el desarrollo de habilidades sociales y lingüísticas… Pues los alumnos/as interactúan con sus compañeros gracias a ejercicios de percusión corporal en grupo o por parejas.

La finalidad principal es difundir la música y la percusión como herramienta pedagógica y creativa. Se explorarán los recursos expresivos que ofrece nuestro cuerpo y los objetos que nos rodean para pasar a la práctica con distintos instrumentos de percusión y trabajar la riqueza de recursos que ofrece la percusión étnica.

Otra parte importante de este proyecto es el instrumento que está fuera del cuerpo y lo que hacemos con él, el instrumento que llevamos siempre con nosotros y al que, a lo largo de la historia, multitud de tribus y culturas musicales siempre han recurrido. El cuerpo, como forma de expresión musical, de expresión de las emociones y de su transmisión, está siempre presente y debemos reivindicarlo como el eje que articula todo un discurso musical.

2. OBJETIVOS.

  • Emplear la percusión corporal como recurso expresivo.
  • Conocer y manejar con destreza instrumentos de percusión variados.
  • Descubrir la riqueza de la percusión étnica trabajando la técnica básica y los principales patrones rítmicos de los diferentes instrumentos.
  • Dotar al alumnado de recursos didácticos para el aula y para la improvisación tanto individual como en grupo.
  • Crear arreglos para la interpretación en grupo.

3. DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS CLAVE.

Desarrollar las competencias claves por medio de una metodología lúdica y amena basada en proyectos y la experiencia de investigar, de conocer desde dentro el mundo de la percusión y el ritmo para contribuir en el desarrollo de sus vidas.

Los Objetivos del proyecto están ligados al desarrollo de las competencias claves como por ejemplo las siguientes:

Competencia de conocimiento e interacción con el mundo físico: llevando los aprendizajes adquiridos a las diversas facetas de la vida y del entorno.

Competencia social y cívica: desarrollar la cooperación y mejorar el respeto y la convivencia mediante el trabajo en equipo.

Competencia de autonomía e iniciativa personal: mejorando y animando al alumnado a mejorar en cada sesión siempre de una manera lúdica y animada.

Aprender a aprender, en las representaciones por equipos.

Competencia Matemática de Ciencias y Tecnologías: con la sucesión de ritmos y la importancia del tiempo y su medida en la música.

Conciencia y Expresiones Culturales: en el desarrollo final de las producciones musicales.

4. CONTENIDOS A TRABAJAR.

  • La educación artística musical y rítmica y su participación en los procesos de aprendizaje.
  • La creatividad en el aula.
  • Aplicación de lo aprendido con firmeza y seguridad.
  • La educación musical como motor de la creatividad.
  • La importancia de saber escuchar.
  • Responsabilidad en el cuidado de los distintos tipos de instrumentos a utilizar.
  • Fomento de actitudes de respeto y valoración por las producciones propias y las de los demás.

5. METODOLOGÍA.

El proyecto se realizará en 8 sesiones presenciales en las que se desarrollarán los objetivos y contenidos propuestos. El alumnado para el desarrollo de dichas sesiones se organizará en grupos de trabajo partiendo de lo general hasta llegar a lo particular, es decir, usaremos una metodología participativa, amena y lúdica relacionando todo lo que trabajemos con el ambiente que les rodea. Se le propondrá al alumnado que busquen información, que comparen y sean capaces de sacar y realizar sus propias conclusiones con todo el material que puedan cotejar y comparar con la realidad más cercana.

Debemos tener en cuenta que dicho proyecto será sustentado por el grupo de alumnos y alumnas que estén presentes, por tanto, aunque la idea viene dada, son ellos los que van a marcar en todo momento las actuaciones a llevar a cabo partiendo de sus conocimientos previos, intereses y aptitudes al respecto.

6. EVALUACIÓN DEL PROGRAMA.

La evaluación de este proyecto se va a desarrollar a través de los siguientes aspectos:

– Evaluación inicial de esta temática para partir de una situación real.

– Evaluación continua, sistemática y directa de todas las actuaciones realizadas para su posible mejora y optimización.

–  Evaluación final a la conclusión del proyecto y propuestas de mejora.

– Autoevaluación interna para seguir mejorando cada día: aspectos positivos y negativos encontrados, participación y aceptación de las actividades, desarrollo de las actividades propuestas…

En conclusión, cada una de las actividades propuestas será autoevaluada por el alumnado ya que serán ellos los verdaderos partícipes de este proyecto, y si logramos que se interesen y motiven con la música, la percusión y el ritmo la finalidad de este proyecto habrá sido alcanzada.

Deja un comentario